Negocios desde casa: ¿es posible?

Empezar tu propio negocio en casa puede ser una meta trabajosa y sí, supone a veces un gran riesgo, pero seguro que con la disposición, la paciencia necesaria y un buen plan, lograrás resultados satisfactorios.

Un negocio en casa lo puedes montar tanto si eres estudiante o trabajador y lo que buscas es un extra, como si eres desempleado o ama de casa y quieres salir adelante con tu propia idea. Te aseguro que el sentimiento de satisfacción personal hará de ti una persona plena.

 

¿Qué necesitas para montar un negocio en casa?

Bien poco, la verdad. La mayoría de estos o bien llevan una mínima inversión o ninguna. Lo primero que debes hacer es tener bien claro en que oficio te vas a adentrar.

Una vez definido esto planifícate a quien vas a dirigir tu servicio o producto y haz una lista de lo que creas que vas a necesitar. Te darás cuenta que muchas veces son cosas que has tenido a mano en casa, lo cual reduce el gasto de inversión, sin contar que no tendrás que pagar alquiler de local, ni transporte, ni gastos adicionales de agua, gas o electricidad, ni de impuestos municipales.

 

El secreto del negocio en casa…

Una vez que te hayas decidido cuál es la fortaleza tuya que vas a explotar para tu negocio, dedícale algún tiempo a capacitarte y actualizarte sobre el tema. Así no pecarás de ir a la guerra sin fusil. Recuerda que no existe un secreto escondido para el éxito de un negocio de poca o ninguna inversión, pero eso sí, una parte clave de él es tener mucha paciencia.

Algunos de los negocios que nacen desde casa son tan clásicos como las guarderías y tutorías, o innovadoras como los Youtubers, Marketer online o la venta de espacio en tu blog personal. Lo más importante es que encuentres el nicho de clientela para tu negocio y ponerle todo tu empeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *